Inicio Servicios Nuestras Clínicas Razones para Venir Cuerpo Médico Artículos Contactar
 
Artículos  
Medicinas Biológicas y Alternativas
Medicinas Biológicas y Alternativas » Terapias

Oligoelementos Catalizadores


Utiliza ciertos oligoelementos en cantidades pequeñas, fisiológicos y que juegan un papel biológico esencial. Su acción catalítica es indispensable para el funcionamiento de los sistemas enzimáticos que participan en las vías metabólicas que mantienen y aseguran la vida y su renovación.


Acupuntura


Es la medicina energética china.




Se basa en estimular determinados puntos de la piel con agujas, con calor (Moxas) y también con métodos eléctricos, químicos y masajes.




Los puntos existen sobre unos meridianos que son unas corrientes energéticas. Esa energía es la responsable de nuestra salud, para ello tiene que estar fluida y equilibrada.




Las principales indicaciones de la acupuntura son: Dolor agudo y crónico, Espasmos musculares y contracturas, Neuralgias, Dolor de cabeza, Problemas nerviosos, etc…


Oxigenoterapia (Hot)


Consiste en mezclar la sangre con una mezcla de citrato de sodio y con oxigeno en presencia de luz U.V.




Por medio de esta luz se crea el ozono, el cual ozonifica la sangre.




Esta sangre cargada de ozono y oxigeno se reinyecta al paciente por vía venosa.




Las terapias de oxigeno permiten ampliar el arsenal de ataque contra la patología del paciente.




Sus efectos son: Estimular la respiración celular, inducir respuesta del Sistema inmunológico y aumentar el aporte de O2 a la célula.




Además sirve para estimular diversos procesos relacionados en el metabolismo de grasa y otras enzimas.




Sus indicaciones son:



  1. Enfermedades infecciosas por Virus, Hongos, Bacterias

  2. Enfermedades auto inmunes

  3. Alteración de las defensas

  4. Como tratamiento de apoyo en el Cáncer

  5. Rejuvenecimiento y antienvejecimiento.


Hipertermia


Es un método eléctrico que provoca un calor hasta 38,5º en profundidad del cuerpo sin quemar la piel.




Ese calor tiene un efecto terapéutico antiinflamatorio y mejora el riego sanguíneo, sirve para tratar dolores y otras enfermedades orgánicas.




Se está utilizando con buen resultado en el estimulo del colágeno con la finalidad de rejuvenecer la piel.


Medicina Antropofósica


Consiste en estimular las fuerzas sanadoras naturales del ser humano, (fuerzas etericas y psíquicas) que sustentan la vida en todas sus formas, incluyendo los procesos de crecimiento, reproducción y reparación. Utiliza medicamentos diluidos que son totalmente inocuos.


Fitoterapia Renovadora


Utiliza las plantas convirtiéndolas en medicamentos científicos que se llaman tinturas madres vegetales homeopáticas. Trata un gran número de enfermedades básicamente crónicas. Actúa regulando las funciones del organismo y subiendo las defensas.


Organoterapia


Es un método natural con un efecto basado en “Primun non nacere”.




Se prepara de órganos animales a pequeñas dosis diluidos y dinamizados. Los órganos actúan sobre el órgano homologo humano. Por ejemplo Pulmón-Hueso-Cerebro, etc…




Tiene efecto regulador y se basa en la estimulación de los procesos inmunológicos y con más precisión los auto-inmunes.


Homotoxicología


La homotoxicología considera el fenómeno de enfermar como un desequilibrio biológico y lo trata modulando las reacciones defensivas.




Utiliza medicamentos homeopáticos a parte de de otros medicamentos que se llaman catalizadores, organoterapias y medicamentos alopáticos, homeopatizados y nosodes.




Suelen ser formulas de varios medicamentos y utilizan diluciones bajas decimales.




Como la homeopatía es una medicina inocua, sin efectos secundarios en otros órganos y estimula todas las funciones del cuerpo.


Terapia de Biorresonancia


Trabaja con las vibraciones patológicas del propio paciente.




Su principio básico en la práctica es la anulación de la bioinformacion patologica acumulada en el organismo.




Es un método terapéutico que supera en precisión a casi todas las demás terapias.




Que todas las enfermedades producen vibraciones enfermas no armónicas, esa terapia puede tratar todos los problemas de salud.




No tiene efectos secundarios ya que trabaja sobre la propia información del cuerpo, y sobre




las oscilaciones electromagnéticas.


La Terapia "Auto-Sanguis" en fases según Reckeweg


La historia de la medicina nos aporta informaciones sobre la eficacia de la autohemoterapia, descubierta por primera vez tras observar en personas que habían sufrido una herida contusa con formación de hematoma, la desaparición de otras afecciones durante el proceso de reabsorción del hematoma. En sus comienzos, la autohemoterapia consistía en la extracción de una pequeña cantidad de sangre del paciente, que era inmediatamente reinyectada por vía intramuscular. Procediendo de este modo se creaba artificialmente un hematoma. Se tenía la creencia de que esta inyección, dirigida contra las “fuerzas patógenas” de la sangre, activaría las “fuerzas defensivas” de la propia sangre. En épocas posteriores la autohemoterapia se modifico y perfeccionó de muchas formas, por lo que la primitiva autohemoterapia tiene actualmente aplicación con buenos resultados como terapia de estimulación o de activación inespecífica en el tratamiento de muchos casos, por ejemplo, el acné.







La terapia “auto-sanguis” en fases de Reckeweg representa una forma especial de autohemoterapia. Este método terapéutico se ha desarrollado sobre la base de la homeopatía, en conjunción con la homotoxicología de Reckeweg, habiéndose logrado una eficacia excepcional en el tratamiento de las más diversas enfermedades crónicas y degenerativas en la práctica diaria como, por ejemplo, asma bronquial, eczemas, lesiones hepáticas y muchas otras.




Según la teoría homotoxicológica de Reckeweg, prácticamente todas las enfermedades pueden definirse como reacciones de defensa del organismo contra las toxinas o bien como expresión de los daños causados por las mismas. Se deduce de esta aseveración que la sangre de cada enfermo contiene las toxinas patógenas (homotoxinas) típicas de la enfermedad que sufre.




Según Reckeweg, mediante la extracción de sangre del propio paciente con potenciación homeopática en varios grados de dilución y su posterior reinyección, se pueden transformar estas toxinas patológicas en un eficaz agente terapéutico homeopático que, conforme a la le y de Arndt-Schuiz y en virtud de un efecto inverso, estimula las defensas del organismo, propiciando la destoxificación y favoreciendo así la curación de la enfermedad.




Según el principio de Bürgi, la adición de los medicamentos homeopáticos inyectables adecuados a cada caso intensifica todavía más el efecto de la sangre potenciada. Por ello, en el método de la terapia “auto-sanguis” en fase se ha mostrado favorable administrar la sangre potenciada del paciente junto con los medicamentos homeopáticos en ampollas indicados en el tratamiento de cada patología específica.







En resumen, con la terapia “auto-sanguis” en fases se ha de lograr una reacción frente a las homotoxinas exógenas y endógenas (incluyendo los catabólicos tóxicos de las células del propio organismo), propiciando la curación natura de las enfermedades crónicas.




También se han discutido otros mecanismos de acción que desempeñan un papel importante en la terapia “auto-sanguis” en fases, en particular el efecto inverso (en el sentido de la homeopatía) ejercido frente a autoanticuerpos y frente a reacciones antigeno-anticuerpo. Este efecto se debe al sistema del complemento de la sangre del paciente (efecto inverso del complemento), el cual es inyectado en diluciones ascendentes en las distintas fases de la terapia “auto-sanguis” (en la 4ª fase se alcanza un grado de potenciación de la sangre que corresponde aproximadamente a una dilución C4).




Lo anterior explicaría los efectos positivos de la terapia “auto-sanguis”, en fases que se observan habitualmente en las enfermedades auto inmunes, en el sentido de una desensibilización o hiposensibilacion. No obstante, hay que decir que, hasta la fecha, no se dispone de grandes investigaciones científicas al respecto. Lo expuesto es la conclusión de reflexiones hipotéticas basadas en las observaciones positivas procedentes de la practica medica diaria..


Experiencias basadas en la práctica


La terapia “auto-sanguis” en fases de Reckeweg con medicamentos homeopáticos antihomotoxicos se ha mostrado especialmente eficaz en el tratamiento de los siguientes procesos:



  1. Latrogenia medicamentosa

  2. Infecciones víricas recidivantes

  3. Precancerosis.

  4. Lesiones hepáticas de origen toxico

  5. Migraña

  6. Eczema crónico

  7. Asma Bronquial

  8. Ulcera gastroduodenal

  9. Artrosis

  10. Diátesis linfática o linfatismo.

--------------------[ Clinicas Katibi ]

Solicitar Consulta

NOTA ACLARATIVA

Los artículos médicos colgados en nuestra web, tienen una finalidad informativa y No finalidad publicitaria.

Tampoco en nuestros protocolos de diagnóstico y tratamiento incluímos todo lo que se informa en estos artículos.

Para conocer nuestros protocolos internos de trabajo, recomendamos llamarnos directamente e informarse sin ningún compromiso.

Nuestra línea de trabajo es informar incansablemente sobre todas las dudas posibles, porque somos profesionales y responsables.