Inicio Servicios Nuestras Clínicas Razones para Venir Cuerpo Médico Artículos Contactar
 
Artículos  
Medicina General
Medicina General » La Espalda : Problemas y Soluciones

¿Cómo es?


La Espalda

La espalda está formada por la columna vertebral, por los discos intervertebrales, por el sistema muscular y por el sistema nervioso.



¿Cómo es la columna vertebral?


Nuestra columna vertebral está formada por 33 vértebras. 7 cervicales, 12 dorsales, 5 lumbares y están separadas por los 23 discos intervertebrales correspondientes. Las 5 sacras están fusionadas, al igual que las 4 coxígeas, formando los huesos sacro y coxis.


La forma de la columna es recta si la miramos de frente y con curvas si la miramos de perfil. Esa forma le permite ser resistente a las cargas.



¿Qué son los discos intervertebrales?


El disco tiene una forma redondeada y está situado entre las vértebras. Su función es amortiguar el movimiento de las vértebras.


Está compuesto por dos partes: la parte central de consistencia gelatinosa que se denomina “núcleo pulposo” y una envoltura fibrosa que lo mantiene en su lugar y se denomina “anillo o envuelta fibrosa”. El núcleo pulposo no tiene sangre ni nervios por eso no duele. El anillo pulposo sí lo tiene y por eso su degeneración produce dolor.



¿Y el sistema muscular?


Hay varios músculos que mantienen la espalda recta. Son los músculos paravertebrales, abdominales, psoas, los glúteos, el piramidal y los isquiotibiales.


Los músculos tienen muchos nervios, por los que su lesión o sobrecarga puede ser muy dolorosa.



¿Cómo funciona la espalda?


La espalda sirve para:


  • Sostener el cuerpo y permitir su movimiento.

  • Contribuir a mantener estable el centro de la gravedad, tanto en reposo como, sobre todo, en movimiento.

  • Proteger la médula espinal en una envuelta de hueso.



¿Qué es una hernia discal?


Con el paso del tiempo la carga que soporta el disco hace que el núcleo pulposo se vaya desgastando y pierda altura. Ese proceso, conocido como “artrosis vertebral”, no es una enfermedad en sí mismo, sino que la mayoría de las personas sanas, a partir de los 30 años, comienzan a tener cierto grado de desgaste.


Sin embargo hay varias lesiones del disco y son las siguientes:


  1. La fisura discal consiste en el desgarro de la envuelta fibrosa del disco.

  2. 2. La profusión discal consiste en la deformación de la envuelta fibrosa por el impacto del material gelatinoso del núcleo pulposo contra ella.

  3. Si la envuelta llega a romperse y parte del núcleo pulposo sale fuera de la envuelta, se diagnostica una hernia discal.


Es decir que la fisura, profusión o hernia discal se producen cuando la presión dentro del disco es mayor que la resistencia de la envuelta fibrosa.


Sin embargo la estenosis del canal es otro problema que puede ser añadido al problema de la hernia discal



¿Qué otras causas podrían influir en su formación?



  1. Someter la columna a esfuerzo y a sobrecargas.

  2. Estar mucho tiempo de pie, sentado o trabajar sentado como el conducir.

  3. Vivir bajo tensión emocional y stress continuo.

  4. Por inactividad física.



¿Cúales son los síntomas?


Hay dolor localizado en la zona de la hernia y hay dolor irradiado dependiendo del sitio de la hernia. Si es cervical, el dolor irradia al brazo, si es lumbar va a la pierna que en este caso, hay compresión del nervio ciático y por esto se le da el nombre de ciática.


Además, hay a veces hormigueo en el miembro afectado, adormecimiento, parestesia y debilidad con pérdida de fuerza.



¿Cómo se diagnostica?


Básicamente con resonancia magnética. También con pruebas neurológicas.



¿Tratamientos?


La inmensa mayoría de hernia discal se resuelven sin operar o el tratamiento quirúrgico su indicación tiene que estar basado en un estudio muy meticuloso.


Básicamente se elige en caso de sufrimiento de la médula o pérdida de fuerza progresiva o intensa durante más de 6 semanas, pueden quedar secuelas. Está indicación está estimada para menos del 10% de las hernias discales.


  • Higiene postural.

  • Ejercicio.
  • Tratamientos del Dolor
  • Fármacos: antiinflamatorios- analgésicos- relajantes musculares.

  • Manipulaciones vertebrales- Tracciones

  • Infiltraciones epidurales.

  • Infiltraciones locales y en puntos “gatillo”

  • Infiltraciones intradiscales.

  • Infiltraciones de toxinas botulínicas.

  • Infiltraciones de medicamentos homeopáticos y homo toxicológicos.

  • Terapia neural.

  • Rizolisis

  • TENS- EMS-MRT.

  • Acupuntura - Auriculopuntura

  • Ozonoterapia- oxigenoterapia: Es la terapia reina para la espalda,paravertebral y discolisis (intradiscal)

  • Calor, frío, masajes.

  • Láser, onda corta, magnetoterapia

  • Hipertermia. Radiofrecuencia.

  • NRT



¿Y los resultados?


Los quirúrgicos son muy buenos si el daño es asequible a la cirugía. Los resultados médicos también lo son aplicando un protocolo muy amplio combinando varias terapias: físicas más químicas más biológicas.


No hay duda que la experiencia marca y decide el resultado.



¿Cuándo se empieza a notar mejoría?


Los tratamientos del dolor se hacen de forma parecida a los tratamientos de rehabilitación médica,o sea,por sesiones.

La duración del tratamiento se basa en la evolución y la mejoría conseguida y eso depende de la respuesta personal de cada persona.Normalmente hay que aplicar de 8 a 13 sesiones.

Las sesiones se aplican al principio una o dos veces por semana. Luego y en función de la mejoría se van espaciando a cada 2 semanas, luego a 3 semanas y al final a cada 4 semanas.


A partir de ese momento, se sigue aplicando un tratamiento una vez al mes para mantener la mejoría y evitar todo lo posible las recaídas. Los efectos y las mejorías apoyados por sesiones mensuales de mantenimiento, suelen ser duraderas en el tiempo. Conclusión: La mejoría se empieza a notar dependiendo de la respuesta individual y de la envergadura de la lesión y de la enfermedad.

En definitiva el dolor es un gran problema físico, anímico y económico. Puede producir auténticos conflictos emocionales a nivel personal y a nivel de la relación con las personas queridas. Las bajas laborales son destructivas y perjudican económicamente a mucha gente.

Los dolores crónicos no se curan pero si podemos mejorarlos. Ahora, para conseguirlo hay que ser constante, tomar el problema con responsabilidad, seriedad y nunca dejar de cuidarse. La constancia es donde reside la solución.

--------------------[ Clinicas Katibi ]

Solicitar Consulta

NOTA ACLARATIVA

Los artículos médicos colgados en nuestra web, tienen una finalidad informativa y No finalidad publicitaria.

Tampoco en nuestros protocolos de diagnóstico y tratamiento incluímos todo lo que se informa en estos artículos.

Para conocer nuestros protocolos internos de trabajo, recomendamos llamarnos directamente e informarse sin ningún compromiso.

Nuestra línea de trabajo es informar incansablemente sobre todas las dudas posibles, porque somos profesionales y responsables.